¿Por qué usar un software de desarrollo de aplicaciones móviles?

Cada año, las personas descargan más de 200 000 millones de aplicaciones en sus teléfonos inteligentes, y ese número solo puede aumentar. Los teléfonos inteligentes son una parte esencial de la forma en que nos comportamos a lo largo del día. Los usamos para elegir un restaurante, obtener direcciones, mantenernos conectados con amigos y familiares, o incluso para realizar trabajos importantes desde casa. Para mejorar las experiencias laborales, impulsar la innovación y crear más valor, las empresas inteligentes contactan con sus empleados allí donde estos pasan el tiempo (en sus teléfonos), creando aplicaciones móviles personalizadas que ayudan a agilizar los procesos, resolver problemas y encontrar oportunidades.

Al crear aplicaciones móviles para su empresa, puede ayudar a sus empleados a mantenerse más conectados, comprometidos y eficientes. Utilizarán estas aplicaciones para reemplazar y optimizar procesos manuales complejos con automatización de flujos de trabajo y otras alternativas digitales, modernizar y transformar la forma en que se realiza el trabajo, y generar y compartir conocimientos empresariales en tiempo real, de modo que la próxima gran innovación no tenga que languidecer en el portátil de alguien.

Además, ahora que casi todas las personas de su empresa pueden crear fácilmente sus propias aplicaciones móviles de bajo código, nunca se ha presentado un mejor momento para comenzar.

Qué debe saber antes de comenzar a crear una aplicación móvil

Antes de comenzar a crear aplicaciones móviles para su empresa, tenga en mente objetivos claros. Identifique las oportunidades que desea capturar y los problemas que necesita resolver. Conozca las ineficiencias que intentará suprimir con el uso de la aplicación. Tenga en cuenta quiénes utilizarán la aplicación y sus necesidades específicas. Los trabajadores remotos o el personal de campo probablemente tengan requisitos diferentes a los de los empleados de la oficina. Los ingenieros pueden querer más herramientas técnicas que las que utilizarían los redactores de marketing.

Cuando haya establecido para qué y para quién es la aplicación, estará casi listo para comenzar. Pero antes deberá desarrollar procesos de entrenamiento y soporte, así como documentación que ayudará a los usuarios a hacer que sus experiencias sean más exitosas. Por último, no se olvide del compromiso. Desarrolle un plan para correr la voz sobre cómo su aplicación móvil ayudará a facilitar sus vidas a los empleados.