Una hombre trabajando en un portátil y una tableta

Desarrollo rápido de aplicaciones para principiantes

Conforme su equipo se amplíe, es posible que quiera cambiar su enfoque del desarrollo de software. Por suerte, la industria de TI ya está trabajando para satisfacer las demandas de crear una solución más rápida y potente que también tenga poco o nada de código, sea rentable y ágil por naturaleza. Una solución que puede ayudarle a satisfacer sus demandas, además de ser cada vez más popular, es el desarrollo rápido de aplicaciones (RAD).

¿Qué es RAD?

Concebido en la década de 1970 pero presentado oficialmente por James Martin en 1991, el desarrollo rápido de aplicaciones es una metodología que se centra en desarrollar aplicaciones rápidamente por medio de iteraciones frecuentes y aprobaciones con comentarios continuos de los clientes. Al priorizar los lanzamientos de prototipos ágiles y rápidos, RAD hace hincapié en la usabilidad del software, los comentarios de los usuarios y una entrega rápida sobre la planificación a largo plazo y un único conjunto de requisitos iniciales para la creación de elementos como las aplicaciones personalizadas.

Los beneficios clave de la metodología RAD son:

  • Reducción del tiempo de desarrollo y aceleración de la entrega.

  • Mejora de la flexibilidad y la adaptabilidad.

  • Mejor gestión de riesgos.

  • Menos codificación manual y tiempos de prueba más cortos.

  • Comentarios de los usuarios constantes, relevantes y en tiempo real.